El Dios de Israel, desea que el creyente acepte la Verdad, sin importar donde la haya encontrado, ni quien la haya dicho

Standard

La Escritura Hebrea, muestra que Moisés recibió con alegría el sabio consejo de su suegro Jetro [consejo que procedió a implementar inmediatamente]. Y, esto último, a pesar de que Jetro no era Israelita, ni tampoco practicaba la religión Hebrea (Éxodo 18:13-26).
De igual modo, la Escritura muestra que, a pesar de ser un enemigo de Israel, Moisés reconoció como Divinamente inspirada la profecía dicha por Balaam [y, por ende, procedió a grabarlas en el libro de la Ley, según aparecen en Números 23&24].
Finalmente, a pesar de haber sido el instrumento para esclavizar a la nación Israelita, la Escritura reconoce como divinamente inspiradas, las palabras del testimonio que, acerca de su conversión a Dios, proveyó el pagano Rey Nabucodonosor [capitulo #4 del libro del profeta Daniel].
¿Que intenta hacer con todo esto la Escritura? Pues intenta que cada creyente haga suyo lo que modelan estos ejemplos: el hecho de que, el creyente Hebreo, debe estar suficientemente comprometido con la verdad, como para aceptarla incondicionalmente; es decir, sin importar quien la haya dicho, ni en donde la haya encontrado; sin importar si ha sido dicha por nuestros amigos, o ha sido dicha en cambio por nuestros enemigos; si ha sido dicha por nuestros libertadores, o si ha sido dicha por nuestros opresores; y sin importar tampoco si ha sido adscrita a Moisés, o si ha sido en cambio adscrita a Jesús, a Muhammad, o al Buddah [paz sea sobre todos ellos].
Es que, el Dios de Israel, es un Dios de Verdad. Como esta escrito: “El que se bendijere en la tierra, EN EL DIOS DE VERDAD SE BENDECIRÁ; y el que jurare en la tierra, POR EL DIOS DE VERDAD JURARÁ”- Isaías 65:16. Y, siendo que la Verdad es uno de los atributos Divinos, el Creador anhela que sus hijos adquieran la verdad; pues, esta última, les reviste de la justicia que les permite “entrar” por las puertas que conducen a la bendición Divina. Como esta escrito: “EL JUSTO, ABORRECE LA PALABRA DE MENTIRA” (Proverbios 13:5); “COMPRA LA VERDAD, Y NO LA VENDAS”- Proverbios 23:23; “EL HOMBRE DE VERDAD, TENDRÁ MUCHAS BENDICIONES”- Proverbios 28:20; “ABRID LAS PUERTAS, Y ENTRARÁ LA GENTE JUSTA, GUARDADORA DE VERDADES”- Isaías 26:2. Y también dice en otro lugar: «DE PALABRA DE MENTIRA TE ALEJARÁS… Porque todos sus caminos son rectitud; DIOS DE VERDAD, Y SIN NINGUNA INIQUIDAD EN ÉL … Estas [pues] son las cosas que habéis de hacer: HABLAD VERDAD CADA CUAL CON SU PRÓJIMO; [Y] JUZGAD SEGÚN LA VERDAD…» (Éxodo 23:7; Deuteronomio 32:4; & Zacarías 8:16).
Así, el Creador aborrece al hombre que se deleita en rechazar la verdad, para abrazar en cambio la mentira. Es que, los mentirosos, no tendran parte con el Dios de Israel. Como esta escrito: “NO HABITARÁ DENTRO DE MI CASA, EL QUE HACE FRAUDE; EL QUE HABLA MENTIRAS, NO SE AFIRMARÁ DELANTE DE MIS OJOS”- (Salmo 101:7); “PERECIÓ LA VERDAD, Y DE LA BOCA DE ELLOS FUE CORTADA”- Jeremías 7:28; “EL TESTIGO FALSO, NO QUEDARÁ SIN CASTIGO; Y, EL QUE HABLA MENTIRAS, NO ESCAPARÁ” (Proverbios 19:5); “Porque, LA BOCA DE LOS QUE HABLAN MENTIRA, SERÁ CERRADA” (Salmo 63:11); «LOS LABIOS MENTIROSOS, SON ABOMINACIÓN A יהוה » (Proverbios 12:22); “SEIS COSAS ABORRECE יהוה ; y aun siete abomina su alma… EL TESTIGO FALSO, QUE HABLA MENTIRAS, y el que siembra discordia entre hermanos” (Proverbios 6:16-19).
Y, el que los mentirosos no tendrán parte alguna en el “Olam Haba” (el buen mundo que ha de venir), es una verdad tan grande e innegable, que hasta los Escritos cristianos la confirman, cuando dicen: “… TODOS LOS MENTIROSOS, TENDRÁN SU PARTE EN EL LAGO QUE ARDE CON FUEGO Y AZUFRE, que es la muerte segunda” (Apocalipsis 21:8).

La insensatez cristiana de confiar ciegamente en las palabras y los hechos que el Evangelio atribuye al Maestro de Galilea

Standard

Que si Yeshua (Jesús) dijo esto; que si Yeshua dijo aquello otro… ¿De donde sacan nuestros hermanos Cristianos tantas fantasías? ¿Es que acaso no saben que Jesús no escribió ni una sola letra del “Nuevo Testamento”? ¿Es que desconocen que, todo lo que [alegadamente] dijo el Nazareno, fue escrito por segundas y terceras personas, décadas después de que ocurriesen los hechos y las conversaciones que se alegan? ¿Acaso no saben que, algunas de los autores de los Evangelios (como fue el caso con Marcos y Lucas), ni siquiera conocieron personalmente a Jesús? ¿No saben que, la confiabilidad del autor del Evangelio de Marcos [el primer Evangelio que se escribió], era tan cuestionable, que el mismo apóstol Pablo rehusó llevarlo consigo en uno de sus viajes misioneros? (Hechos 15:37-40)

La Vida Eterna, no esta en creer en ningún Mesías; sino en renunciar a la maldad, para comenzar en cambio a hacer el bien encarnado en los Diez mandamientos de la Ley Divina

Standard

Un sabio y antiguo refrán Judeo-español resume la salvación del hombre con estas sencillas palabras: “Arrepentimiento y obediencia, ponen paz a la conciencia”. ¿Por que es verdadero este refrán? Pues porque, en ninguna parte de la Escritura hebrea, se enseñó jamas que alguien pudiese obtener vida eterna, con tan solo creer que Jesús habría de ser el Mesías esperado por la secta farisaica de su época. De hecho, lo que realmente enseña la Escritura Hebrea, es que la vida eterna es el producto de alejarse de la maldad, para comenzar en cambio a hacer el bien. ¿Cual bien? Pues el bien encarnado en los [Diez] mandamientos de la Ley Divina; como esta escrito- «TEME A DIOS, Y GUARDA SUS MANDAMIENTOS; PORQUE ESTO ES EL TODO DEL HOMBRE»- Eclesiastés 12:13 . Y también dice,«DEJAD DE HACER LO MALO; APRENDED A HACER EL BIEN; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda. VENID LUEGO, DICE EL CREADOR, Y ESTEMOS A CUENTA: SI VUESTROS PECADOS FUEREN COMO LA GRANA, COMO LA NIEVE SERÁN EMBLANQUECIDOS; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana» Isaías 1:16-18; Y dice en otro lugar : «Oh hombre, Él [Dios] te ha declarado lo que es bueno, ¿Y QUÉ PIDE EL CREADOR DE TI? ¡SOLAMENTE HACER JUSTICIA, Y AMAR MISERICORDIA, Y HUMILLARTE ANTE TU DIOS!»- Miqueas 6:8. Y la Escritura resume finalmente todo lo anterior, diciendo: «APARTATE DEL MAL, Y HAZ EL BIEN, Y VIVIRÁS PARA SIEMPRE»- Salmo 37:27 (Biblia “Reina Valera”, versión 1960).
El que la salvación no dependa de creer que “Yeshua” (Jesús) haya sido un Mesías, sino en que el hombre comience a hacer el bien encarnado en los mandamientos [abandonando así la maldad], es una verdad tan grande e innegable, que el Evangelio cita al Nazareno confirmándola, cuando dice: «Mas SI QUIERES ENTRAR EN LA VIDA, GUARDA LOS MANDAMIENTOS… NO MATARÁS. NO ADULTERARÁS. NO HURTARÁS. NO DIRÁS FALSO TESTIMONIO. HONRA A TU PADRE Y A TU MADRE; Y, AMARÁS A TU PRÓJIMO COMO A TI MISMO»- Mateo 19:17; Y también le cita en otro lugar diciendo: «Muchos me dirán en aquel día: Señor, SEÑOR, ¿NO PROFETIZAMOS EN TU NOMBRE, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y ENTONCES LES DECLARARÉ: NUNCA OS CONOCÍ; ¡APARTAOS DE MÍ, HACEDORES DE MALDAD! [EN OTRAS PALABRAS, YA QUE USTEDES REHUSARON ABANDONAR LA MALDAD, YO TAMBIEN REHUSO RECONOCERLES COMO DIGNOS DE ENTRAR A LA VIDA ETERNA]»- Mateo 7:22-23
Si quiere usted obtener Vida Eterna, abrace el pacto de Dios con los hombres, como esta escrito: “Y ÉL OS ANUNCIÓ SU PACTO, EL CUAL OS MANDÓ PONER POR OBRA; LOS DIEZ MANDAMIENTOS, y los escribió en dos tablas de Piedra”- Deuteronomio 4:13.
Ore a Dios, y conviértase a Él con todo su corazón, pues Él no fallará en borrar sus pecados y rebeliones, tal y como lo ha prometido diciendo: «SI SE HUMILLARE MI PUEBLO, SOBRE EL CUAL MI NOMBRE ES INVOCADO, Y ORAREN, Y BUSCAREN MI ROSTRO, Y SE CONVIRTIEREN DE SUS MALOS CAMINOS; ENTONCES YO OIRÉ DESDE LOS CIELOS, Y PERDONARÉ SUS PECADOS, y sanaré su tierra»- 2 Crónicas 7:14

¿Como se hace el Gentil parte del Pueblo de Dios?

Standard

Los Gentiles pueden en efecto hacerse parte del Pueblo escogido de Israel. ¿Como? Pues circuncidando la carne de su prepucio, y observando los Diez Mandamientos, dados por יהוה a Moisés en el Sinaí, y escritos sobre las dos Tablas de Piedra; pues, estos últimos, son el único texto sagrado que ha sido escrito personalmente por la mano de יהוה [¡quien no puede equivocarse!], y no por la mano de algún hombre de carne y hueso [que esta sujeto a cometer errores y equivocaciones]. Como esta escrito:
«Mas si algún extranjero morare contigo, y quisiere celebrar la pascua para יהוה, SÉALE CIRCUNCIDADO TODO VARÓN, y entonces la celebrará, Y SERÁ COMO UNO DE VUESTRA NACIÓN»- Éxodo 12:48
«Porque así dijo יהוה: A los eunucos que guarden mis días de reposo, y escojan lo que yo quiero, y abracen mi Pacto, yo les daré lugar en mi Casa, y dentro de mis muros, y nombre mejor que el de hijos e hijas; nombre perpetuo les daré, que nunca perecerá. Y A LOS HIJOS DE LOS EXTRANJEROS QUE SIGAN A יהוה PARA SERVIRLE, Y QUE AMEN EL NOMBRE DE יהוה, PARA SER SUS SIERVOS; A TODOS LOS QUE GUARDEN EL DÍA DE REPOSO PARA NO PROFANARLO, Y ABRACEN MI PACTO, YO LOS LLEVARÉ A MI SANTO MONTE, Y LOS RECREARÉ EN MI CASA DE ORACIÓN; SUS HOLOCAUSTOS Y SUS SACRIFICIOS SERÁN ACEPTOS SOBRE MI ALTAR; porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos»- Isaias 56:4-7
«Y me dio יהוה LAS DOS TABLAS DE PIEDRA, ESCRITAS CON EL DEDO DE DIOS; y en ellas estaba escrito según todas las palabras que os habló יהוה …»- Deut. 9:10
«Y ÉL OS ANUNCIÓ SU PACTO, EL CUAL OS MANDÓ PONER POR OBRA; LOS DIEZ MANDAMIENTOS, y los escribió en dos tablas de piedra»- Deut. 4:13.
Y la preeminencia de guardar los Diez Mandamientos [tal y como intiman los ritos y las leyes de Moisés], es tan grande que, el mas sabio de todos los hombres [Salomón] enseñó que, observar esos mandamientos, es “el todo” del hombre [es decir, que no hay nada que sea mas importa]. Como esta escrito: «El fin de todo el discurso oído es este: TEME A DIOS, Y GUARDA SUS MANDAMIENTOS; PORQUE ESTO ES EL TODO DEL HOMBRE»- Eclesiastés 12:13

 

El creyente sabio, debe alejarse de toda teología que sea altamente incierta, o moralmente cuestionable

Standard

La Escritura hebrea mostraba a Israel que, el precio de la grandeza, era la claridad y transparencia ética. Por ejemplo, a diferencia del sacerdote comûn, el Sumo sacerdote tenía que ser casado, y su esposa no podía haber sido una mujer viuda, ni tampoco una divorciada. ¿Por que demandaba esto la Ley? Pues porque, el puesto de Sumo Sacerdote, era demasiado grande. Y, esta grandeza, demandaba que el Sumo Sacerdote estuviese por encima de toda sospecha [como dice un sabio y antiguo refrán, “la mujer del César no sólo debe ser honesta, sino también parecerlo”].

Es que, si el Sumo sacerdote hubiese podido permanecer soltero, la gente podría haber sospechado de su masculinidad. Por otro lado, si hubiese podido casarse con una mujer divorciada, la gente podría haber sospechado de que, quizas habia mirado con codicia a esa misma mujer, mientras esta estaba aún casada. Y, percibiendo el deseo del Sumo Sacerdote, quizás la mujer optó por divorciarse de su ex-marido [a fin de que el Sumo Sacerdote tuviese el camino expedito para hacerla su nueva y flamante esposa].

Lo mismo habría sucedido si el Sumo Sacerdote se hubiese podido casar con una viuda; pues la gente podria haber sospechado de que, el Sumo sacerdote, quizas habia hecho con el difunto marido lo que hizo David con el difunto Urias [al cual mató, a fin de obtener a la hermosa Betsabé]. De modo alterno, la gente podría haber sospechado de que, la viuda, había quizas envenenado a su difunto esposo, a fin de estar disponible para el Sumo Sacerdote.

En resumen, la Escritura Hebrea intima que el creyente debe ser sagaz, y rechazar todo reclamo de absoluta grandeza, cuando estos reclamos surgen de alguien cuyo preceder y reputación son inciertos, ambiguos, o cuestionables.

Y esta es la razón por la cual el creyente Hebreo esta bajo la obligación moral de rechazar lo que dice el “Brit Hadasha” (el “Nuevo Testamento”), cuando afirma que Yeshua (Jesús) fue aquel grande y supremo Sumo Sacerdote, que se ofreció a si mismo para expiar el pecado de la humanidad. ¿Por que? Pues porque, tanto el origen, como la vida y conducta de Yeshua, fueron altamente sospechosas y cuestionables.

Si el creyente Hebreo no puede creer en Yeshua, es porque este ultimo dijo que no había sido engendrado por su padre legal [José], sino por el Espíritu Santo [dando así lugar a que la gente sospechase de que quizás había sido el producto de una violación, o de la promiscuidad sexual de María]; no puede creer en Yeshua, porque Yeshua nunca se casó [dando así lugar a que la gente cuestionase su masculinidad]; no puede creer en Yeshua, porque Yeshua nunca tuvo hijos [dando así lugar a que la gente pensara que era un violador de la Ley, pues rehusaba cumplir el mandamiento de Génesis 1:28, que ordena que el creyente sea fructífero, y se multiplique]; y no puede creer en Yeshua, porque Yeshua reclamó ser el Gran Sumo Sacerdote, a pesar de no haber sido un descendiente directo de la tribu de Levi [dando así la sospecha a pensar de que quizás solo deseaba apropiarse ilegítimamente del honior de ese puesto; un honor que legalmente no le pertenecía].

En conclusión, ya que el Creador ha mostrado que desea que su Pueblo tenga “las cosas esten claras” [es decir, que se aleje de todo aquello que pueda ser engañoso o perverso, según Exodo 23:7], el creyente tiene el deber de “ir a la segura”, rechazando [respetuosamente] todo grande y altilocuente reclamo teológico que contenga un alto grado de incertidumbre, de contradicción, o de ambigüedad moral [sin importar si tal reclamo surge de las filas del Judaísmo, del Islam, o del Cristianismo].

YESHUA (JESÚS DE NAZARET, PAZ SEA CON EL) ES UN ARBOL CON MUCHA SOMBRA, PERO NO CON TANTO FRUTO

Standard

El Evangelio, pone hermosas y conmovedores palabras en boca del Nazareno. Y la realidad es que, la noble fe Netsarita [es decir, la religión Cristiana], es un camino perfectamente valido para que el hombre [o la mujer] que desconoce la Ley Divina, pueda acercarse al Creador. Pero no es menos cierto que, cuando el creyente Hebreo contrasta la conducta del Nazareno (paz sea con el), con la conducta de los gigantes de la fe Hebrea, encuentra que la ética [o “conducta”] del Nazareno, deja mucho que desear.
Un buen ejemplo de ello, podría ser el que, la Escritura Hebrea, muestra que Moisés (p.s.c.e.) triunfo sobre el hombre mas poderoso de su época [es decir, el Faraón de Egipto], logrando someterle a la obediencia de la voluntad Divina [que no era otra sino dejar salir a Israel de Egipto]. Y Moisés logro todo esto, sin necesidad de insultar jamas a Faraón [echándole en cara su perversidad], y sin tener tampoco que faltarle el respeto [a pesar de que, Faraón, realmente lo merecía, pues había masacrado a los niños Israelitas, así como esclavizado con crueldad a toda la nación Israelita]. Como ilustra el pasaje que cita a Moisés: «Y dijo Moisés a Faraón: DÍGNATE INDICARME CUÁNDO DEBO ORAR POR TI, POR TUS SIERVOS, Y POR TU PUEBLO, PARA QUE LAS RANAS SEAN QUITADAS DE TI Y DE TUS CASAS [EN OTRAS PALABRAS, ¡YO ESTOY AL SERVICIO TUYO, ASI COMO DE TUS SIERVOS!], y que solamente queden en el río»- Éxodo 8:9.
Lo mismo muestra la Escritura Hebrea que sucedió con el Rey David, quien logro que se cumpliese la voluntad Divina [es decir, que David se sentara sobre el trono de Israel, sustituyendo de ese modo al Rey Saúl], sin tener que insultar jamas a Saúl, sin faltarle nunca el respeto, y teniendo solamente elogios para con Saúl [a pesar de que, en varias ocasiones, Saúl había intentado asesinar a David]. Como esta escrito: «Y dijo [David] a sus hombres: יהוה (YAH) ME GUARDE DE HACER TAL COSA CONTRA MI SEÑOR, EL UNGIDO DE YAH, QUE YO EXTIENDA MI MANO CONTRA ÉL; PORQUE ES EL UNGIDO DE YAH»- 1 Samuel 24:6; «HIJAS DE ISRAEL, LLORAD POR SAÚL, Quien os vestía de escarlata con deleites, Quien adornaba vuestras ropas con ornamentos de oro. ¡CÓMO HAN CAÍDO LOS VALIENTES en medio de la batalla! [EN OTRAS PALABRAS, ¡CUAN IMPORTANTE Y VALIENTE ERA SAÚL!»- 2 Samuel 1:24-25
Pero, con respecto a Yeshua (Jesús de Nazaret, paz sea con el), los Evangelios muestran que, este ultimo, nunca logro triunfar [ni someter] a ninguno de los poderosos de su época (El Cesar Romano, Pilatos, Herodes, los Fariseos, etc); y esto, a pesar de que el Evangelio le muestra utilizando el insulto y la amenaza. Como esta escrito: «Aquel mismo día llegaron unos fariseos, diciéndole: Sal, y vete de aquí, porque Herodes te quiere matar. Y les dijo: ID, Y DECID A AQUELLA ZORRA [ ES DECIR, A AQUEL ANIMAL QUE NOS GOBIERNA]: “He aquí, echo fuera demonios y hago curaciones hoy y mañana, y al tercer día termino mi obra”» (Lucas 13:31-32); «¡VOSOTROS [ESCRIBAS Y FARISEOS] SOIS DE VUESTRO PADRE EL DIABLO!» (Juan 8:44); «¡Ay de vosotros, ESCRIBAS Y FARISEOS, HIPÓCRITAS! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces MÁS HIJO DEL INFIERNO QUE VOSOTROS» (Mateo 23:15); «¡AY DE VOSOTROS, GUÍAS CIEGOS!» (Mateo 23:16); «¡SERPIENTES, GENERACIÓN DE VÍBORAS!» (Mateo 23:33); «PORQUE, SI NO CREÉIS QUE YO SOY, EN VUESTROS PECADOS MORIRÉIS» (Juan 8:24); «El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero, EL QUE REHÚSA CREER EN EL HIJO, NO VERÁ LA VIDA, SINO QUE LA IRA DE DIOS ESTÁ SOBRE ÉL» (Juan 3:36).
En base a los versos arriba citados, el creyente Hebreo no tiene otro remedio que concluir [objetivamente] que, aunque el Evangelio pretende hacernos creer que Yeshua (paz sea con el) fue “el árbol mas grande que jamas haya existido en el huerto de Dios”, la realidad es que, el Nazareno, no fue el supremo ejemplo de humildad, respeto, y consideración hacia el prójimo, sino que fue “un árbol, cuyas hojas eran mas voluminosas que el fruto que en realidad produjo” [es decir, una figura cuya conducta no fue proporcional a la grandeza de sus reclamos, ni de la extralimitada imagen que pretendió proyectar].
Por el otro lado, Moisés y David fueron en efecto lo suficientemente humildes como para encarnar el modelo de conducta que agrada al Creador, uno donde el creyente no pretende proyectar una imagen exagerada de si mismo, prefirieron en cambio ser “un árbol con muy pocas hojas, pero con una extraordinaria cantidad de fruto”. Que el Creador [bendito sea] tenga misericordia del pueblo cristiano, de su pueblo escogido, así como del mundo entero. Amen.

EL SANTO EVANGELIO, A VECES PARECE SER UNA BROMA

Standard

El evangelio esta lleno de tantos disparates, tantas mentiras, y tantas contradicciones, que a veces parece ser a una broma de mal gusto. Veamos un ejemplo: el Evangelio de Juan dice lo siguiente: «Vosotros juzgáis según la carne; YO NO JUZGO A NADIE [¡excepto en esta ocasión, cuando he juzgado que ustedes juzgan según la carne!]. Y, si yo juzgo, mi juicio es verdadero [¡así que, olvídense de eso de que no se puede “ser juez, y parte implicada!]; porque no soy yo solo, sino YO Y EL QUE ME ENVIÓ, EL PADRE [y si digo “Yo y el padre”, en vez de decir “El Padre y yo”, es porque “el burro debe ir adelante, para que no se espante”; es que siempre quiero ir a la cabeza, e ignorar las normas básicas de urbanidad]. Y en vuestra Ley [¡como si no fuese también la mía!] está escrito que EL TESTIMONIO DE DOS HOMBRES ES VERDADERO [¡y no me vengan con que la Ley dice en Números 23:19 que Dios no es hombre!.. Lo único que importa de la Ley, son los pasajes que validan las cosas que yo digo]»- Juan 8:15-17.